«Es duro asumir que tu hijo es parte de la estadística de niños enfermos»

278

Hace dos semanas que Águeda Izquierdo soplaba las velas de su quinto cumplevidas. La casualidad quiso que fuera trasplantada de corazón un 14 de febrero, día mundial de los enamorados y, curiosamente, de las Cardiopatías Congénitas. El diagnóstico que al poco de su nacimiento partía por la mitad a sus padres estaba a punto de convertirse en un recuerdo cuando aquella mañana el doctor Pedro López Bernal, excoordinador de Trasplantes del Hospital Virgen del Rocío, le confirmaba que había un donante compatible.

En ese momento, esta sevillana de 32 años, hacía el recorrido desde la enfermedad a la vida, el mismo que ha captado con su cámara el fotógrafo francés Laurent Dalençon, que en 2013 se convertía en la sombra de Águeda para un proyecto expositivo con el que pretende concienciar sobre la donación de órganos. El mismo colectivo que lo encargó, «Arte por la vida», es el que ha querido premiar a la progatonista de las imágenes y hacer pública la historia durante una presentación en el Ayuntamiento de Sevilla, en la que ha estado presente el delegado municipal de Bienestar Social, Juan Manuel Flores.

La joven trasplantada ha llegado acompañada por su madre, Francisca García, quien ha recordado aquella durísima carrera desde que recibió el diagnóstico al poco de nacer hasta el feliz desenlace. Ante el público ha reconocido que «con 23 años -los que tenía cuando dio a luz- no es fácil darse cuenta de que formas parte de una estadística», la de los niños enfermos. «Te dicen que nacen no sé cuantos mil bebés con cardiopatías congénitas y te cuesta creerlo», ha admitido, asegurando que «hasta ese momento sólo asociaba los problemas de corazón a la gente mayor».

Francisca ha sido la encargada de presentar este proyecto ante la emoción de su hija, a la que sólo le han llegado las palabras para agradecer «estar hoy aquí». Según ha explicado, la cicatriz con la que aparece en todas las imágenes se abrió por primera vez a los tres meses, luego a los cinco años y finalmente a los 27 para recibir el corazón de un donante, del que tiene pocos datos, para preservar ese necesario anonimato. De sus palabras se desprende que es un chico, a cuya familia da gracias a diario desde la distancia. Ha reconocido la «generosidad y la sensibilidad» de unos padres, unos hermanos o un cónyuge que tiene que tomar una decisión en frío en el peor momento de sus vidas.

«Pero gracias a eso está Águeda aquí. Esa familia la ha hecho feliz a ella y a otra familia, porque en esto no están solo los enfermos», ha recalcado, también sus allegados, «que son los grandes olvidados», Francisca García también ha recordado la dura situación en la que quedan muchos trasplantados, con pensiones muy precarias y el coste de terapias caras.

Junto a madre e hija ha participado Juan Bautista de la Vera, representante del proyecto Arte por la Vida, que ha entregado el premio a la joven y ha anunciado la designación de Sevilla como «capital española de los trasplantes». Para tal honor, De la Vera ha propuesto la creación de un monumento para que familiares de donantes y trasplantados puedan verse reconocidos en el mismo.

La muestra de Águeda Izquierdo ya se ha expuesto en los hospitales Virgen del Rocío y Virgen Macarena, aunque no se ha precisado la programación de nuevas exposiciones.

*Featured images and content are taken from the respective sites/sources
Source: ABC Spanish News
Full article link here : «Es duro asumir que tu hijo es parte de la estadística de niños enfermos»

*Copyright Notice
This article represents only the author’s point of view, does not represent the GT DOLLAR.
*版权声明
本文仅代表作者观点,不代表GTDOLLAR立场。
本文系作者授权发表,未经许可,不得转载。