Podemos cree que el escudo vulnera la Memoria Histórica e irá al juzgado

328

Sustituir la espada de San Fernando por un botellín de Cruzcampo. Esta fue la irónica propuesta que algunos concejales del Ayuntamiento hicieron ayer a los representantes de Participa Sevilla (Podemos) en los pasillos municipales tras el grotesco debate que se sucitó con motivo de la moción presentada por el gobierno socialista para oficializar el escudo de la ciudad, vigente desde el siglo XIII.

El representante podemita Julián Moreno desplegó un argumentario muy similar al que su compañera Susana Serrano había desarrollado en las alegaciones, adelantadas por este periódico el pasado sábado. Pero a sus postulados se unió también el portavoz de IU, Daniel González Rojas, que sumó un pretexto más para rechazar el actual escudo: «No respeta las normas de paridad».

San Fernando, San Isidoro y San Leandro, que son los personajes que representan la historia de la ciudad en la heráldica sevillana desde la Reconquista, son hombres.

Y tanto IU como Podemos exigen que en el escudo haya igualdad, que estén representadas todas las religiones y que se le retiren los títulos de Sevilla porque todos han sido «otorgados por monarcas autoritarios o por dictadores».

Este último argumento es precisamente el que más ruido hizo ayer durante la batalla dialéctica que se produjo en el Salón Colón. PSOE, PP y Ciudadanos aprobaron el escudo, que ya es oficial, pero Podemos e IU anunciaron que irán a los tribunales porque, según su versión histórica, el título de «mariana» fue otorgado por Franco para «agradecer la intercesión divina de la Virgen de los Reyes» en su triunfo, por lo que es obligatorio que se pronuncie al respecto la Mesa de Participación de Memoria Democrática.

Esta última exigencia fue planteada por UGTy CC.OO. en sus alegaciones, en las que insta al gobierno municipal a que se enviase el escudo definitivo a dicha Mesa antes de su aprobación «con objeto de que pueda ser analizado si incumple la conocida como Ley de Memoria Histórica de 2007, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas a favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura».

Podemos e IU entienden que el gobierno de Juan Espadas no ha cumplido esta medida y anunciaron ayer, tras ser derrotados por la mayoría de votos y sometidos a los comentarios jocosos de los portavoces de todos los partidos, que irán a los tribunales para impugnar el acuerdo.

La amenaza sólo provocó apostillas bromistas por parte de los otros tres partidos, sobre todo después de la intervención de Julián Moreno solicitando un concurso de ideas. El concejal de Participa cuestionó los títulos otorgados a Sevilla y reclamó que se cuente «toda la historia y no sólo cinco siglos, además tan escorados al nacional catolicismo, sin incluir la etapa tartésica o la contemporánea, por ejemplo, y de ser rancio, machista e ilegal».

El portavoz del PP, Beltrán Pérez, comenzó su turno de palabra de forma muy institucional, pero acabó tirando también de ironía haciendo una comparación bastante ilustrativa: «Si nos ponemos así, nadie aquí profesa la fe mitológica, pero el escudo de Andalucía representa un semidiós bastante violento con leones, que no son representativos de nuestra fauna, con una columna que está en otro continente y que representaba a una sociedad esclavista y machista», bromeó.

Y en los mismos términos se expresó Javier Millán, de Ciudadanos: «No puedo salir de mi asombro al ver cómo se dice que porque lleve una espada incita a la guerra o a la violencia. Es como si insto a Madrid a que se sustituya el oso por un koala, que es menos violento».

Como decían entre chistes varios ediles en un corrillo posterior, lo mejor es sustituir la espada por un botellín de Cruzcampo, que es más representantivo de la Sevilla contemporánea. Otro concejal, sin embargo, acotó la idea: «No puede ser por un botellín porque la Cruz del Campo fue el origen de la Semana Santa y, por tanto, una exaltación del catolicismo».


Podemos cree que el escudo vulnera la Memoria Histórica e irá al juzgado
Source: Spanish News
Sustituir la espada de San Fernando por un botellín de Cruzcampo. Esta fue la irónica propuesta que algunos concejales del Ayuntamiento hicieron ayer a los representantes de Participa Sevilla (Podemos) en los pasillos municipales tras el grotesco debate que se sucitó con motivo de la moción presentada por el gobierno…